Ortodoncia

La ortodoncia es la especialidad encargada de corregir la posición de los dientes y las anomalías de los huesos de la estructura dental.

El alineamiento de los dientes es un paso importante para un paciente pues conseguimos una sonrisa 10, a través de los tratamientos de ortodoncia, logrando mejorar la seguridad personal de cada una de las personas que confían en nuestros profesionales.

En algunos casos, se pueden presentar alteraciones de la ATM (articulación témporo-mandibular) ocasionados o provocados por una maloclusión que se puede solucionar fácilmente con un tratamiento de ortodoncia.

Hoy en día, existen diferentes tipos de tratamientos de ortodoncia: visibles, linguales e invisibles.

Nos enfocamos en que nuestros pacientes queden satisfechos con el resultado de su tratamiento de ortodoncia. Cuando concluimos el proceso nos enorgullece que un paciente diga “me gusta mi sonrisa”, esto refleja que hemos hecho un buen trabajo.

Gracias a la evolución de la tecnología y los procesos de ortodoncia, este tratamiento puede dejar de ser un dilema para jóvenes y adultos porque hoy en día puede realizarse tanto en edades tempranas o avanzadas. De este modo, jóvenes y adultos pueden perder el miedo y la vergüenza de llevar un tratamiento de ortodoncia en la actualidad ya que la evolución de éstos considera como prioridad la estética, la tolerancia y la comodidad de cada paciente. Recuerda que nunca es tarde para tener una sonrisa sana para toda la vida.

Ortodoncia visible

Entre los procesos de ortodoncia visible encontramos:

Brackets metálicos

Los brackets metálicos son uno de los tratamientos más conocidos y más antiguos en la historia de la ortodoncia. Sistema muy conocido en niños y jóvenes para corregir el alineamiento de los dientes y la mordida. Sin embargo, es cada vez más común que tengamos pacientes adultos utilizando este tratamiento para corregir la estética de su sonrisa si no lo hicieron en edad temprana.

En este tipo de tratamiento de ortodoncia se utiliza: el arco, las ligaduras (metálicas y goma) y los brackets metálicos. Éstos son hechos con acero inoxidable y níquel.

Si bien los brackets metálicos no priorizan la estética, son una opción bastante efectiva y resistente. La elección del tipo de tratamiento es de acuerdo a las necesidades de nuestros pacientes, por esto explicamos las características de cada uno en la primera visita.

Brackets de zafiro

Los brackets de zafiro están hechos a base de cristal de zafiro que es transparente, es un tipo de ortodoncia que, ante todo, prioriza la parte estética. Es un tratamiento de ortodoncia bastante discreto y tan eficaz como cualquiera de los otros tipos de ortodoncia, por lo que muchos de nuestros pacientes adultos optan por esta opción cuando se trata de corregir su sonrisa.

Los materiales utilizados en este tratamiento de ortodoncia son: arcos, ligaduras y gomas blancas en lugar de metálicas. ¿Los brackets de zafiro se manchan? No manchan ni se tiñen con alimentos ni bebidas. El cristal de zafiro no se pone amarillo a diferencia de otros tipos de ortodoncia.

Brackets linguales

¿Qué son los brackets linguales? Los brackets linguales están entre los tratamientos más avanzados de ortodoncia. Es un sistema de brackets que se coloca en la cara interna de los dientes. Por ende, no se ven absolutamente nada, manteniendo la eficacia a la hora de alinear los dientes y corregir problemas de mordida como cualquiera de los demás tratamientos de ortodoncia.

Los brackets linguales también son considerados brackets invisibles, por eso están entre las opciones de ortodoncia más utilizadas por nuestros pacientes adultos, quienes optan por un tratamiento 100% invisible, discreto y que cumpla los tiempos planificados por nuestros ortodoncistas.

¡Terminé con los brackets!, ¿qué sigue después del tratamiento de ortodoncia?

Una vez terminado el tratamiento de ortodoncia que has llevado durante un tiempo, procedemos a retirar los aparatos fijos para continuar con el mantenimiento de los resultados en tu sonrisa. ¿Cómo se logra el mantenimiento? A través de aparatos retenedores que pueden ser removibles o fijos. La frecuencia de uso depende de lo que indique el ortodoncista, como todo tratamiento. Sin embargo, los dientes se irán movilizando durante toda la vida, por esto recomendamos el uso responsable de los retenedores si deseas mantener los resultados conseguidos.