¿Sabías que el mal hábito de morderse las uñas se llama Onicofagia?

La onicofagia es el hábito compulsivo de morderse las uñas. Puede tener, más allá de importantes consecuencias estéticas, serios problemas dentales.

Algunas de las consecuencias de esta patología tan común son:

· Desgaste de dientes: principalmente en los incisivos superiores e inferiores, lo que provoca microtraumatismos, que hacen que las piezas dentales puedan romperse o fisurarse.

· El apiñamiento de las piezas dentales: a consecuencia de la presión ejercida sobre los dientes, al mordernos los dientes de forma habitual.

· Alteración en la mandíbula: mordernos las uñas puede provocar alteraciones en la articulación temporomandibular, ocasionando molestias en la mordida.

· Lesión en las encías: al mordernos las uñas se pueden depositar o clavar en las encías restos de uñas, lo que puede provocar problemas gingivales y periodontales.

· Pueden provocar el movimiento de las piezas dentales hasta deformarlos y desgastar el esmalte.

· Con el tiempo, pueden causar caries, ya que los dientes perderán agentes protectores que les dejarán expuestos a los agentes externos.

· Pueden aparecer infecciones bacterianas que capaces de provocar herpes.

El hecho de mordernos las uñas es una consecuencia de un estado de nerviosismo y ansiedad, que muchas veces nos resulta imposible controlar.

Soluciones

Hay varias soluciones para poner fin a este problema, lo primero es controlar el estrés. Si este problema ya ha causado daños en nuestros dientes debemos acudir al dentista para que ponga solución a este problema.

La solución a los dientes astillados o rotos, sería la adhesión dental, carillas de porcelana y coronas dentales. Sin embargo, si el problema ha llegado a afectar a las encías habrá que acudir a un periodontista.

El mordernos las uñas es un mal hábito y será más fácil romperlo si los reemplazamos por algo positivo. Si no consideramos suficiente importante la salud de tus manos, piensa en la de tu boca y tu sonrisa.

Aún sin comentarios

Comentarios cerrados