Los niños y el hábito de lavarse los dientes

Para los más pequeños lavarse los dientes a diario es una labor que invita a la escaqueo, ya que no terminan de ser conscientes de los riesgos que puede suponer no adquirir este hábito.


Los niños deben cepillarse los dientes al menos dos veces al día pero los datos que arrojan estudios recientes nos informan de que más del 35% de los menores españoles no se lava los dientes todos los días.

Es más, la mitad de los niños lo hace por exigencia de sus padres, y sólo el 52% acude al dentista de forma preventiva.

Sin embargo, el cuidado bucodental es fundamental. Debe comenzar en el momento en que eclosionan los dientes de leche.

Un niño no es capaz de lavarse los dientes de forma autónoma hasta los 7 años, pero sí que antes de esa edad deben entender la importancia de ese hábito y conocer las consecuencias que les puede conllevar no cumplirlo.

En el caso de que quieran hacerlo solos, nuestro consejo es que hagáis un pequeño repaso al terminar felicitándoles y animándoles.

Otra recomendación es dar ejemplo. La curiosidad y el afán de imitación de los más pequeños harán que mucho antes de lo que nos imaginamos, adquieran este hábito tan importante.

Otro idea es elegir el cepillo y la pasta dentífrica adecuados. Lo ideal sería optar por cepillos de colores, ya que despertarán mayor interés en los niños. Eso sí, debes tener en cuenta que el tamaño sea apropiado para su edad y que las cerdas sean suaves.

En el caso de los dentífricos, lo recomendable es optar por sabores agradables y patatas que no contengan flúor.

En definitiva, hasta que no consigan la destreza suficiente y la técnica sea la correcta, nuestra labor es recalcarles los beneficios y ventajas de una boca sana, y las consecuencias que les esperan si no llevan una correcta higiene dental.

Adquirir el hábito de cepillar los dientes de forma regular es la mejor solución para evitar cualquier tipo de patología dental.

Aún sin comentarios

Comentarios cerrados