Algunas causas y recomendaciones para la halitosis

La halitosis o mal aliento, es un problema que afecta a más de un tercio de la población. Una patología tabú que soportan, tanto los que la padecen como su entorno.

ALGUNAS CAUSAS

· Ingesta de alimentos con fuerte olor, como el ajo o la cebolla.
· Mala higiene bucal.
· Problemas gingivales y/o periodontales.
· Xerostomía (escasez de saliva).
· Tanto las dentaduras postizas como las prótesis, dejan más hueco a la acumulación de restos de comida.
· Complicaciones en el sistema respiratorio, como la sinusitis, o en el digestivo, como la infección renal o la disfunción hepática.
· Si las amígdalas tienen cavidades, los restos de los alimentos pueden quedarse depositados en ellas.

NUESTRAS RECOMENDACIONES

· Llevar a cabo una profunda higiene bucal. Lo ideal es incorporar técnicas de limpieza interproximal, entre los huecos de los dientes y las líneas de las encías, para lo que usaremos hilo y enjuague bucal.
· Es recomendable comer cada 4-5 horas para segregar saliva.
· Evita el consumo de alimentos secos e incrementa la ingesta de ensaladas y cítricos, que ayudan a segregar más saliva.
· Algunos alimentos, como la manzana o la lechuga, son muy beneficiosos para acabar con el mal aliento.
· Por otra parte, los polifenoles del té verde también pueden ser un gran aliado para ganar esta batalla.
· Beber al menos un litro y medio de agua al día.
· El chicle, además de por su sabor, es un gran aliado puesto que además de limpiar los dientes, humedece la boca mientras se masca.
· Lo recomendable es respirar por la nariz, ya que al hacerlo por la boca estaríamos aumentando la evaporación de la saliva.

Si quieres poner solución a este problema tan molesto, pide cita con tu dentista, conociendo tu historial médico y haciendo una revisión completa, podrás llegar al foco del problema y ponerle remedio de la forma más rápida posible.

unsplash-logoYoann Boyer

Aún sin comentarios

Comentarios cerrados